¡Armar a todas las masas libias!

¡Por un gobierno revolucionario basado en consejos de delegados obreros y de las milicias!

¡Abajo con el CNT imperialista!

 

El agente del imperialismo del CNT está intentando destruir a la revolución libia desde adentro. Están intentando poner en pie un régimen de Khadafy sin Khadafy. Pero la primera condición para ello es que desarmen a las milicias. El CNT ya está saliendo con todo tipo de sobornos y chantajes, ofreciendo notebooks, dinero, beneficios, con un objetivo en mente: desarmar a las masas.

 

Hay una diferencia fundamental entre el CNT y partidos socialdemócratas como el de Alemania en los ’30. La socialdemocracia tenía base en el proletariado, mientras que el CNT fue una creación directa del imperialismo, sin ninguna base en el movimiento obrero. Por lo tanto la cuestión de un frente único obrero con el CNT no se podía plantear seriamente. De hecho el rol del CNT fue salvar al régimen de Khadafy, no pelear contra él. Cuando las fuerzas de Khadafy estaban a las puertas de Bengasi, no era obvio de que iban a ganar. De hecho las batallas por Misarrata demostraron que las fuerzas de Khadafy podían ser derrotadas. Las masas en Bengasi tenían mayor armamento pesado y aviones disponibles. Si derrotaban a las fuerzas de Khadafy, el plan de una “zona de exclusión aérea” hubiera claramente quedado al desnudo como una invasión imperialista. Las masas, sintiendo sus propias fuerzas, hubieran combatido al CNT más fuertemente (¿Cómo hubiera podido el CNT llamar a la intervención de la OTAN cuando las fuerzas de Khadafy eran derrotadas?). El imperialismo no actuó para “salvar” a las masas en Bengasi, como algunos camaradas insinúan. (Ellos hubieran estado contentos si ocurría una masacre como en Congo, Rwanda y Siria hoy). El imperialismo actuó porque se atrevió a no permitir a que las masas sean vistas en cualquier lugar del planeta como el agente de la revolución. El imperialismo intervino para salvar al régimen de Khadafy de las masas (ya que la acción y organización independiente de las masas hubiera destruido cada último vestigio del régimen de terror de Khadafy).

 

Por lo tanto, siendo el CNT una agencia imperialista artificial, sin base en las masas, se sigue que la más dura crítica a éste era necesaria como así también explorar todo intento de organizarse independientemente del mismo y contra el mismo.

 

Hay aquellos que argumentan que el CNT era un frente popular. Entonces es necesario responderles cuál es la base de este frente popular. Seguramente responderán que entre las milicias había apoyo al CNT. La cuestión que guía para combatir al fascismo se encuentra en esta sección del Programa de Transición de la Cuarta Internacional: “Es por eso que la propaganda despiadada contra la teoría y la práctica del Frente Popular es la primera condición de la lucha revolucionaria contra el fascismo”.

 

En Libia, los imperialistas usaron financiación y todas formas de instrumentos políticos para poner en pie su CNT para tomar control para que ahora puedan comenzar a desarmar a las masas y reestablecer un régimen capitalista. Unas pocas armas fueron dadas a las masas y sólo al punto para impulsar el perfil del CNT como que combatía contra el régimen de Khadafy. El CNT llamó a una campaña de bombardeo de la OTAN imperialista. El CNT fue el anfitrión de los “consejeros” militares imperialistas en el terreno. El imperialismo bombardeó las milicias anti-Khadafy a cada rato e impidió que las masas piloteen los aviones que tenían contra el ejército de Khadafy. Por lo tanto el combate se dilató a propósito para que las masas se agotaran y se debilitaran. EL CNT envió a la milicia débilmente armada y en algunos casos desarmadas para enfrentar el armamento pesado del ejército de Khadafy. Cientos, si no miles de milicianos fueron asesinados por las fuerzas armadas de Khadafy y mercenarios durante este período de dilatación deliberada. A pesar de esto, algunos de nosotros aún continuaban llamando a un frente único con el CNT bajo el disfraz de “defensa de la democracia” mientras se negaban a llamar a poner en pie una sola célula de revolucionarios socialistas dentro de las milicias, ni siquiera llamaban a organizar un consejo de delegados obreros y de las milicias para coordinar la lucha contra el régimen de Khadafy. Este congreso hubiera sido la punta de lanza de la lucha contra el CNT también. Es que, el único organismo que estaba “coordinando” la lucha contra el régimen de Khadafy fue el CNT. ¿No fue esto una completa ruptura con las bases del Programa de Transición de la Cuarta Internacional?

 

En otras palabras, una campaña consistente y sin piedad para desenmascarar al CNT y su naturaleza capitalista, antiobrera y anti-inmigrante, desde el mismo momento en que fue creado y tenía poca base entre las masas hasta el período actual, tendría que haber sido llevada a cabo. “Apóyense en el CNT “democrático” y las fuerzas imperialistas de la OTAN “democrática” contra el fascista Khadafy” fueron los obreros y las milicias aconsejados por algunos de nosotros. “Lidiaremos con ellos más tarde” decían. ¿Qué pasó con el “marchar separados y golpear juntos”?

 

Las masas libias capturaron y asesinaron a Khadafy a pesar de la OTAN y el CNT. Nosotros recordamos cuando las masas se encargaron del dictador Mussolini y lo colgaron de un poste en el medio de Roma. Tal fue el odio de las masas a Khadafy que lo mataron ni bien lo vieron. Sin dudas, si hubiera enfrentado un tribunal obrero formal, Khadafy hubiera dado a conocer más de la relación profunda que tenía con el imperialismo como hacer de anfitrión para las cárceles de la CIA. Pero no nos corresponde a nosotros ni a nadie dictarle a las masas el tiempo y la forma en la que tenían que hacer justicia. Que el imperialismo exprese “preocupación” por la muerte de Khadafy es más para un reaseguro de los otros dictadoras bajo su pulgar, todos los cuales están cada vez más nerviosos por que pueden ser los próximos. El imperialismo no pudo intervenir para salvar a Khadafy ya que su agente CNT hubiera quedado más expuesto. Es que el control del CNT es tenue y para el imperialismo tener un agente que pueda controlar a las masas es más importante que arriesgarse a que sea derrocado su principal medio de mantener a las masas libias en jaque.

 

Que el CNT ahora quiera enjuiciar a aquellos que asesinaron a Khadafy es parte del reaseguro del imperialismo para sus otros regímenes títeres y para los fragmentos remanentes del régimen de Khadafy que el imperialismo quiere que sean parte del “nuevo” régimen capitalista. Es parte de la campaña del imperialismo para desarmar a las masas, una condición necesaria para que exista el régimen capitalista. El régimen de terror pudo existir por 42 años porque el stalinismo y la izquierda mundial dejaron aisladas a las masas libias haciendo pasar a Khadafy como “socialista”.

 

El CNT es peor que Khadafy. Ya le está entregando el petróleo al imperialismo a un precio mucho menor inclusive que Khadafy. El CNT ha puesto a las masas a merced del imperialismo. El CNT sabe quiénes son los elementos progresivos de la milicia. Ya están llevando a cabo una intensa campaña para aislar y desarmar las milicias.

 

Los aliados de las masas libias están en huelga en Oakland, están ocupando Wall Street, están en las calles de Egipto contra la dictadura militar, están en Grecia, España, Malawi, Madagascar, Sudáfrica, Botswana, China, Chile, Bolivia, Las Heras, las pampas, en las calles y fábricas de Buenos Aires, Japón.

 

¡Que de las milicias armadas se armen todas las masas de Libia!

¡Expropiación de todos los bienes del imperialismo y la burguesía local, sin pago y bajo control obrero!

¡Consejos de delegados obreros (incluyendo obreros inmigrantes) y de las milicias!

¡Tribunales obreros revolucionarios para juzgar a todos los remanentes del régimen de Terror de Khadafy!

¡Apertura de los libros sobre todas las prisiones de terror de la CIA en Libia bajo Khadafy! ¡Apertura de los libros sobre todos los tratos de terror entre el régimen de Khadafy y el imperialismo!

¡Por un gobierno obrero revolucionario basado en los consejos de delegados obreros y las milicias!

¡Abajo el CNT, agente del imperialismo!

Por la refundación de la Cuarta Internacional con su sección en Libia, en la región y a nivel internacional.

 

Workers International Vanguard League

Sudáfrica

Afiliada a la Fracción Leninista Trotskista Internacional (FLTI).

18 de Noviembre de 2011